Menú Cerrar

Nos una obligación que todo mundo sepa a detalle el trabajo de un oftalmólogo, pero sí es importante saber que su trabajo puede ser vital para nuestra salud visual y cómo pueden ayudarnos, los médicos especialistas de Voy al Doc nos dan esas claves importantes que debemos conocer sobre ellos.

¿Sabes en qué consiste el test de Snellen? Probablemente todos nos hayamos sometido a este estudio por lo menos una vez en la vida y muy pocos sepamos que ese es su nombre formal.

¿Recuerdas esa imagen vertical donde aparecían letras de mayor a menor tamaño, las cuales teníamos que identificar a cierta distancia, primero con un ojo y después con el otro?

El test de Snellen es justamente esa prueba diseñada para evaluar nuestra agudeza visual, a la que generalmente tenemos que someternos en nuestra primera cita oftalmológica.

Pero, ¿sabes exactamente que es la oftalmología y cuándo visitar a un oftalmólogo?

La oftalmología es una rama de la medicina encargada del estudio de las enfermedades de los ojos en los seres humanos. En términos más amplios, la oftalmología es una especialidad médica que estudia las enfermedades de los ojos, el globo ocular, su musculatura, el sistema lagrimal, los párpados. Por si esto fuera poco, se encarga también de la cirugía y tratamiento para los ojos.

Pero ¿qué es un oftalmólogo?

Sencillo, es la persona que ejerce la oftalmología. Es importante aclarar que el oftalmólogo es el único profesional capacitado para atender problemas de salud de los ojos; así como los cuidados que requieran dichos órganos, desde una simple prescripción médica –como gotas para la irritación o lentes para mejorar la visión-, hasta una cirugía para eliminar algún defecto o padecimiento en los ojos.

Algunas diferencias importantes

¿Sabes cuál es la diferencia entre un oftalmólogo y un optometrista? ¿Podrías definir que es un oftalmólogo y qué es un oculista?

Por lo general, las personas confunden el significado de estas palabras o las utilizan como sinónimos, sin embargo, es importante saber a qué se dedica cada uno de estos especialistas y saber cuándo visitarlos.

Oftalmólogo. Es un médico que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y cirugía de todas las enfermedades oculares, desde las más sencillas y comunes, hasta las más graves y complicadas. El oftalmólogo es un médico general con especialidad en las enfermedades de los ojos, tanto de niños como de adultos.

Optometrista. También se considera un profesional en los temas relacionados con el sentido de la vista, sin embargo, no es un médico general. Por ello, no puede tratar todas las enfermedades visuales, sino sólo los casos de miopía, astigmatismo e hipermetropía, pues estos padecimientos pueden ser corregidos con lentes de armazón o de contacto. Un optometrista tampoco tiene la capacidad de diagnosticar enfermedades graves o severas, realizar cirugías ni recetar medicamentos, éstas son actividades exclusivas de un oftalmólogo.

Oculista. Es lo mismo que un oftalmólogo. Es decir, ambos requieren de formación universitaria en medicina general y de una especialización en oftalmología. La única diferencia entre ellos es que la palabra oculista viene de la raíz latina, mientras que oftalmólogo viene de una raíz griega. Ambas raíces significan “ojos”.

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?

Por lo general, sólo acudimos al médico cuando tenemos dolor, nos sentimos mal o cuando percibimos que nuestro cuerpo no está funcionando adecuadamente.

Sin embargo, ¿sabías que la frecuencia con la que se debe visitar a un oftalmólogo depende de nuestra edad?

Es decir, no debes esperar a tener un padecimiento para visitar a este especialista. Es importante hacerlo con la siguiente frecuencia:

De los 0 a 10 años

Se recomienda acudir al oftalmólogo por lo menos una vez antes de que los niños cumplan los 6 años de edad. Esto para determinar si sus ojos se están desarrollando adecuadamente o si necesitan usar algún tipo de lentes.

Si existen otros problemas en los ojos de los niños, como irritación o enrojecimiento, también se debe recurrir al oculista.

De los 10 a los 40 años

La visita al oftalmólogo debe ser cada dos años durante la adolescencia. Sin embargo, si se identifica una disminución en la visión se deberá acudir con mayor frecuencia.

Si la persona adulta usa lentes deberá recurrir al oftalmólogo cada dos años. Sin embargo, si se presentan problemas para ver correctamente o cambios en la graduación, se deberá visitar al especialista a la brevedad.

Una persona con diabetes deberá acudir, por lo menos, cada año.

Es indispensable acudir al oftalmólogo cuando se presenten cualquier tipo de molestias o cambios en los ojos.

De los 40 a los 60 años

Visita anual y obligada para personas con diabetes.

Acudir cada dos años para detectar si la presión ocular se eleva, lo que podría generar glaucoma.

De los 60 en adelante

Los adultos mayores deben acudir al oftalmólogo cada año para una revisión general que ayude a detectar enfermedades ocasionadas por la edad como cataratas, glaucoma y pérdida parcial de la visión.

No olvides que la atención de un oftalmólogo siempre será necesaria, ya que sólo él podrá ayudarte a prevenir y tratar las enfermedades oculares. Además, gracias a su experiencia te ayudará a elegir la mejor opción de lentes –tanto de armazón como de contacto-, o bien, te dirá si eres candidato para someterte a una cirugía.

Fuente: Terra